Un entrenador en la oficina

“Párate en seco, como si un accidente hubiera paralizado tu vida”. Éste es el mensaje de reflexión que María de Villota traslada, en ausencia, a los asistentes a la cuarta entrega del Día de las Empresas, un encuentro entre patrocinadores celebrado el lunes 18 de abril en la madrileña Ciudad de la Raqueta. A María, piloto de Fórmula 1, un grave accidente mientras realizaba unas pruebas rutinarias le arrebató un ojo. Pero ésa fue sólo la punta del iceberg, porque las consecuencias de ese accidente terminarían con su vida 15 meses más tarde. En esa breve segunda oportunidad que la vida le concedió, María se propuso tomarse las cosas con más calma.

Leer artículo completo (Gema Aceituno)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *